Si usted no es lo suficientemente disciplinado para elaborar y cumplir un presupuesto ni para tratar de establecer un plan de repago con sus acreedores, o si es incapaz de controlar su creciente pila de facturas, puede considerar la posibilidad de establecer contacto con una organización de asesoramiento crediticio. Hay varias organizaciones de asesoramiento crediticio que operan como entidades sin fines de lucro y que trabajarán con usted para resolver sus problemas financieros. Pero tenga presente que “sin fines de lucro” no siempre significa que recibirá servicios gratuitos, a un costo accesible o incluso legítimos. De hecho, algunas organizaciones de asesoramiento crediticio — incluso algunas que dicen que operan sin fines de lucro — pueden cobrar cargos altos u ocultar sus cargos presionando a los consumidores para que efectúen contribuciones “voluntarias” que solamente contribuirán a aumentar su nivel de endeudamiento.

Es importante tener buen crédito, pero, a veces, uno debe lidiar con emergencias financieras, como las deudas o la pérdida de ingresos, y en algunos casos hasta con las agencias de cobranza si estas situaciones ocasionan que los pagos se retrasen o no se realicen en su totalidad. Cuando esto sucede, las personas suelen declararse en bancarrota para poder empezar de cero, pero esto tiene un impacto negativo en sus antecedentes crediticios durante los 7 años siguientes, como mínimo. Por tanto, saber cómo arreglar tu situación crediticia es una mejor alternativa emocional y financiera.
¿Cuáles son las calificaciones de sus asesores? ¿Poseen acreditación o certificación otorgada por una organización externa? ¿Quién otorgó las licencias o certificaciones? Si su organización no posee licencia ni acreditaciones ¿qué tipo de capacitación recibieron sus asesores? Trate de recurrir a los servicios de una organización cuyos asesores hayan recibido capacitación de una entidad externa e independiente.
Probablemente usted haya visto los anuncios de esas compañías que prometen la oportunidad de crear una “nueva identidad de crédito” – o sea, la posibilidad de volver a empezar con un historial de crédito desde cero. Tal vez crea que es justo lo que estaba buscando para encaminar su crédito, pero en verdad es una estafa. Con frecuencia, estas compañías venden números de Seguro Social ilegalmente. Si usted usa un número que no es suyo, no sólo no conseguirá que le extiendan crédito, si no que también puede ser pasible de multas o hasta podría ir a prisión.
Por mucho que quisiéramos, simplemente no hay forma de saber la respuesta a esta pregunta. Hay demasiados factores involucrados en el modelo de calificación crediticia. La mayor variable es el "factor humano". No sabemos qué va a hacer durante este proceso. Es posible que reciba nuevos pagos atrasados, maximice las tarjetas de crédito, obtenga nuevos créditos, obtenga nuevas colecciones, obtenga un juicio en su contra o una de las cientos de otras cosas que cambiarían el resultado de su servicio.
El asesoramiento del crédito consiste en obtener asesoramiento de un profesional de la deuda. Lo ideal es que se verá en sus deudas, sus ingresos y gastos para ayudarle a decidir sobre el mejor curso para eliminar sus deudas. Ellos son conocedores de las formas legítimas usted puede pagar todo lo que debe y si necesitas un experto de la deuda de gestión profesional o negociador. También puede honestamente decir si usted no tiene más remedio que optar por la bancarrota.

Probablemente usted haya visto los anuncios de esas compañías que prometen la oportunidad de crear una “nueva identidad de crédito” – o sea, la posibilidad de volver a empezar con un historial de crédito desde cero. Tal vez crea que es justo lo que estaba buscando para encaminar su crédito, pero en verdad es una estafa. Con frecuencia, estas compañías venden números de Seguro Social ilegalmente. Si usted usa un número que no es suyo, no sólo no conseguirá que le extiendan crédito, si no que también puede ser pasible de multas o hasta podría ir a prisión.


Si tienes dinero adicional, utilízalo para saldar primero las deudas que tengan los intereses más altos. A esto se le llama el método de la avalancha, mediante el cual pagas lo necesario para mantener tus cuentas al día y pagas tus cuentas vencidas una por una empezando por la que tenga el interés más alto con cualquier exceso que haya en tu flujo de caja. A la larga, esto te ahorrará dinero y es la forma más rápida de saldar tus deudas.
Revisa tus informes crediticios para asegurarte de que estén correctos. Los informes crediticios a veces contienen información incorrecta u omiten cierta información crediticia. Si detectas algún error, debes contactar inmediatamente a la agencia que haya emitido el informe y asegurarte de brindarles toda la información necesaria para que puedan realizar las investigaciones pertinentes y rectificar los errores.[1]
El asesoramiento crediticio es una de esas estrategias y es exactamente lo que parece: asesoramiento para ayudarlo a administrar su reputación crediticia. La mayoría de las personas con deudas necesitan una dirección que les ayude con el manejo de la deuda. Tal vez necesite averiguar cómo organizar sus finanzas. Si es así, el asesoramiento crediticio es la opción correcta para usted.
La Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio, (National Foundation for Credit Counseling, Inc., NFCC) promueve la agenda nacional para crear una conducta financieramente responsable y capacita a sus miembros para brindar servicios de educación y asesoría de la más alta calidad. Para hablar con un asesor cercano a su domicilio llame al 1-800-388-2227. Para recibir ayuda en español llame al 1-800-682-9832.

No existe ninguna garantía de que los servicios que ofrecen las compañías de liquidación de deudas sean legítimos. Tampoco existe ninguna garantía de que un acreedor vaya a aceptar un pago parcial de una deuda legítima. De hecho, si usted deja de pagar la cuenta de su tarjeta de crédito, por lo general le irán sumando intereses y cargos por atraso de pago al monto de su deuda. Si usted excede el límite de crédito otorgado, también le pueden sumar cargos y gastos adicionales. Todo esto puede causar que su deuda original se duplique o triplique. Todos estos cargos lo hundirán aún más.
Si usted no es lo suficientemente disciplinado para elaborar y cumplir un presupuesto ni para tratar de establecer un plan de repago con sus acreedores, o si es incapaz de controlar su creciente pila de facturas, puede considerar la posibilidad de establecer contacto con una organización de asesoramiento crediticio. Hay varias organizaciones de asesoramiento crediticio que operan como entidades sin fines de lucro y que trabajarán con usted para resolver sus problemas financieros. Pero tenga presente que “sin fines de lucro” no siempre significa que recibirá servicios gratuitos, a un costo accesible o incluso legítimos. De hecho, algunas organizaciones de asesoramiento crediticio — incluso algunas que dicen que operan sin fines de lucro — pueden cobrar cargos altos u ocultar sus cargos presionando a los consumidores para que efectúen contribuciones “voluntarias” que solamente contribuirán a aumentar su nivel de endeudamiento.
Es importante tener buen crédito, pero, a veces, uno debe lidiar con emergencias financieras, como las deudas o la pérdida de ingresos, y en algunos casos hasta con las agencias de cobranza si estas situaciones ocasionan que los pagos se retrasen o no se realicen en su totalidad. Cuando esto sucede, las personas suelen declararse en bancarrota para poder empezar de cero, pero esto tiene un impacto negativo en sus antecedentes crediticios durante los 7 años siguientes, como mínimo. Por tanto, saber cómo arreglar tu situación crediticia es una mejor alternativa emocional y financiera.
Todos los meses usted le deposita dinero a la organización de asesoría de crédito. La organización utiliza sus depósitos para pagar sus deudas no garantizadas – las facturas de su tarjeta de crédito, préstamos de estudios y facturas de atención médica – de acuerdo a un programa de pagos que el consejero desarrolla con usted y con sus acreedores. Es posible que sus acreedores acepten bajar sus tasas de interés o eximirlo de pagar ciertos cargos, pero verifíquelo con cada uno de sus acreedores para estar realmente seguro de que le están ofreciendo las concesiones que le describe la organización de asesoría de crédito. Para que un plan de administración de deudas sea exitoso, es necesario que usted haga sus pagos regularmente y con puntualidad, y completar el plan suele tomar 48 meses o aún más. Pídale a su consejero que le haga un cálculo estimado del tiempo que le tomará completar el plan. Además, es posible que mientras que esté inscrito en el plan tenga que comprometerse a no solicitar – o usar – crédito adicional.
Ofertas que aparecen en este sitio son de empresas de tarjetas de crédito desde la cual Sobredinero.com puede recibir una compensación. Esta compensación puede afectar cómo y donde los productos aparecen en este sitio, incluyendo, por ejemplo, el orden en que aparecen en las páginas de categoría. Sobredinero.com no incluye todas las compañías de tarjetas de crédito o todas disponibles ofertas de tarjetas de crédito u otras empresas. Aunque hacemos el mejor esfuerzo para incluir una amplia lista de ofertas, puede que cambien las ofertas o que un no califque para las ofertas. Anunciantes asociados incluyen a American Express, Banco de EE.UU., y Barclaycard, entre otros.
×